UÑAS

25.1.13


Los productos para las uñas son con los que más pico, con diferencia. Cada vez encuentro más colores que me encantan para mis uñas y casualmente nunca repito con ninguno por error.


Los esmaltes de Catrice ya sabréis que me encantan, porque su relación calidad/precio es inmejorable. Tenía muchas ganas de un color rojo oscuro y en cuanto vi ese (060 "Bloody Mary to Go") no me lo pensé dos veces. Ya lo he usado 3 o 4 veces desde que lo compré y me encanta. Con dos capas queda mejor que bien y no hace rayas. Detrás de ese fueron los otros dos: el azul (400 "Blue Cara Ciao) es un color azul pitufo súper intenso y muy veraniego; y el rosita (C02 "Holi Hai - EL SpectaculART) fue algo inevitable, porque a mi los rosas en las uñas, tanto en primavera como en verano, me chiflan.


Hace poco que decidí jubilar mi viejo quitaesmalte instantáneo de Sephora y quería alguna alternativa barata, porque además Sephora no me queda muy a mano que digamos. Todo el mundo hablaba bastante bien de este, pero el packaging que tenía antes era lo más cutre que te puedes tirar a la cara, así que nunca me decidía. Cuando vi que habían cambiado aquel packaging horrendo por esta monería, me decidí por fin a traerlo, que además, por 2€, no tenía mucho que perder. La verdad es que tras haberlo probado, me gusta incluso más que el de Sephora y el de Bourjois, del que ya os haré una review pronto. El envase me parece mucho más práctico, porque no tienes que meter en dedo en los confines de la Tierra, como pasa con los otros dos. Me quita el esmalte rapidísimo y deja un olor en las uñas muy agradable. Trae 40ml de producto y contiene rosa mosqueta y vitamina E. Sin duda, repetiré cuando este decida abandonar este mundo cruel.


Flormar es una marca que me encanta en cuanto a productos de uñas, así que la compra de este top coat de extra brillo y secado rápido sabía que apostaba sobre seguro. El top coat "Quick Dry, Extra Shine" me encanta. Yo tengo muy poca paciencia para dejar las uñas secar, así que casi siempre acabo con las uñas todas marcadas. Casi siempre me pinto las uñas un rato antes de irme a dormir (lo hago como un ritual de relax jaja) y este top coat ha pasado la "prueba de la almohada", es decir, cuando me despierto al día siguiente no tengo todas las marcas de la tela de las sábanas en mis uñas. Primer punto a favor. También ha pasado la "prueba del lavaplatos" (llegados a este punto, pensaréis que estoy loca de manicomio), es decir, fregué los platos al día siguiente de habérmelas pintado y no se me desconchó.  Contiene 11ml, es muy líquido y cuesta 4,50€ aproximadamente.
El esmalte rosa bebé es el M115 y la verdad es que me ha decepcionado porque no es nada opaco. Todavía no encontré un rosa así de clarito que cubra como es debido. Así que sigo con la búsqueda...

¡Que tengáis un buen fin de semana! Yo hago un pequeño puente esta semana... jiji.


XOXO, Iria.

También podría interesarte...

18 comentarios

Subscribe