REVIEW: Gama FITme! de Maybelline

6.6.13

Esta es una de las reviews que tenía pendiente desde hace tiempo. Maybelline no es una marca que me encante especialmente, pero estos productos sí que me han gustado. Después de ver varias reviews en YouTube (la que ha hecho que me decidiese ha sido la de GossMakeupArtist) y blogs de la base de maquillaje, me decidí a comprarme la base y más tarde los polvos compactos que la acompañan. He oído también muy buenas críticas del corrector líquido de la misma gama, pero no he tenido ocasión de probarlo, ya que ahora mismo estoy usando otros.
Como primera recomendación os diré que no os fieis de la numeración de cada cosa para emparejarlas, porque no coinciden. En mi caso, para la base me cogí el tono más claro 210 "Sandy beige" (equivalente a NC20-25 en MAC) y para los polvos compactos me cogí el tono 315 "Soft honey". 


Es una base de maquillaje fluida y ligera con acabado satinado y SPF 18. En teoría, lo especial de esta base es que se adapta muy bien al tono de tu piel, independientemente del tono que hayas cogido. Eso sí, no os esperéis que se adapte si cogéis un tono que es para negritas y estáis más blancas que la leche, a ver si nos entendemos.
Tiene una cobertura media/baja (modulable), por lo que no debemos prescindir del corrector. Creo que al tener ese acabado satinado es mejor para pieles secas, como es mi caso, o normales. Tras haberla probado con varias herramientas, creo que lo mejor es aplicarla con esponjas tipo Beauty Blender o brochas tipo F80.
A pesar de tener una cobertura media/baja, dura bastantes horas. La he utilizado para llevar a eventos en los que tenía que estar maquillada bastantes horas y no he notado que saque brillos ni nada (véase que mi piel es seca/normal).
En cuanto a packaging, me parece todo un acierto. A pesar del riesgo que tiene el hecho de que el bote sea de cristal, me parece que se han currado bastante el diseño de esta base de maquillaje, ya que da una imagen de profesionalidad que, en mi opinión, hasta ahora no habían conseguido. Viene con dispensador, lo cual hace que el proceso de maquillarse sea más limpio.
Su precio varía en función de donde la compréis. Yo la compré en Alcampo y me costó 8€ aprox. Contiene 30ml.


Los polvos no me han gustado tanto como la base de maquillaje. He leído reviews que decían que cada cosa por separado funcionaba muy bien, pero que al juntarlas no dejan el acabado deseado. Por mi parte, debo decir que a mi sí me gusta el acabado que dejan las dos cosas juntas. Lo que no me gusta es que el tono 315 que me he cogido tiene un subtono más rosado que el amarillento de la base.
Aún así, son unos polvos muy finos que apenas aportan color a la piel, por lo que el problema del subtono no es tan problema visto así.


El packaging esta vez me parece espantoso. La caja negra de plástico es demasiado basta y al abrirla podemos encontrar un espejo y una borlita en la parte de abajo. Creo que deberían haberlos puesto en una polvera mucho más fina, que se preste más a meterla en el bolso o en el neceser, ya que ocupa demasiado espacio.
También los compré en Alcampo y su precio creo que ronda los 9€ por 9g de producto.

¿La habéis probado? ¿Qué opinión os merece? Espero que os haya servido de ayuda.
PD: ¡Mañana me gradúo!


XOXO, Iria.

También podría interesarte...

12 comentarios

Subscribe