Uso y abuso del agua termal de Avène

5.9.13

Desde que tengo el agua termal de Avène la he utilizado para múltiples usos que os quiero contar hoy. Mi primer contacto con ella fue allá por 2010, cuando yo me iba a Polonia de Erasmus y necesitaba cremas hidratantes nuevas que ayudasen a mi piel sensible a soportar los -27º del frío invierno polaco. Por aquel entonces me compré 2 packs de la Hydrance Optimale Riche y la Hydrance Optimale ligera, con sus respectivas tallas pequeñas (50ml cada una) de la famosa agua termal de la marca.
Con el tiempo he ido descubriendo su versatilidad, así que hoy os quiero contar los usos que he descubierto:


  1. El principal uso que le he dado ha sido para calmar mi piel sensible tras haberme hecho una exfoliación. En cuestión de segundos las rojeces desaparecen.
  2. Cuando termino de desmaquillarme a fondo, me pulverizo un poquito por toda la cara a modo de tónico.
  3. Cuando voy a la playa y hace demasiado sol, me la llevo en el neceser para refrescarme de vez en cuando.
  4. Si tengo una base de maquillaje cuya textura es bastante espesa, pulverizo un poco en la brocha con la que la vaya a aplicar y la suaviza un poco.


En las indicaciones del producto también viene que es apta para aplicar después de afeitarse. Yo, obviamente, no me afeito, pero creo que es una muy buena opción en lugar del after shave o como complemento del mismo.
Recientemente acabé los dos botecitos que tenía y me compré la también famosa agua de avena de Mercadona. Sé que no son iguales, pero voy a probarla. En principio, encuentro varias diferencias. La primera es que la de Avène no tiene olor y la de Mercadona sí, aunque es agradable. La segunda es que la de Avène es de chorro continuo y la de Mercadona es de pulsaciones.
Más adelante os contaré qué tal me ha ido.

¿Las habéis probado? ¿Qué opinión os merecen?

XOXO, Iria.

También podría interesarte...

13 comentarios

Subscribe