#review: corrector FITme! de Maybelline

6.11.14

Como ya se me está terminando (donde se ven unas arruguitas en el bote, eso es lo que le queda) y creo que ya lo he usado lo suficiente como para poder hablar de él en el blog, pues he decidido hacer una review – espero que no muy larga de este corrector: el FITme de Maybelline.. Si ya la base de maquillaje y los polvos de la misma línea me habían encantado, os adelanto que el corrector no es para menos:


Este corrector lo compré porque Gosh Make Up Artist (si no lo conocéis, os lo recomiendo) lo comparó con el Creamy Concealer de NARS. No tengo este último para compararlos, pero me fié de su opinión ya que es un maquillador profesional y se supone que controla del tema.

Características generales:
  • Su precio ronda los 5/6€ (yo lo compré en Alcampo)
  • Contiene 6,8ml.
  • Su aplicador es en formato gloss.
  • 4 tonos disponibles (el mío es el tono 20 - Sand)
Mi opinión:

Partiendo de la base de que me ha gustado (y me sigue gustando), quiero comentaros el porqué: a pesar de que yo no suelo tener imperfecciones en la piel, las veces que las he tenido me las ha cubierto perfectamente, si bien no eran grandes problemas. Lo que si tengo es la zona de la ojera bastante oscura, sobre todo por la zona del lagrimal. Como podéis ver en la foto de abajo, su cobertura es bastante buena (a la izquierda lo tenéis difuminado, a la derecha aplicado tal cual) así que tapa bastante bien esas zonas oscuras y las ilumina. Me gusta también que su textura cremosa se trabaja con facilidad y se difumina sin esfuerzo. A mi me gusta sobre todo aplicarlo con el mismo aplicador que trae y difuminarlo con una esponja del tipo Beauty Blender, que hace que se selle y no pierda cobertura al extenderse. Es importante que se integre bien porque si aplicáis demasiado producto aparecerán las típicas arruguitas en el párpado inferior. En cuanto a duración, a mi siempre me ha aguantado bien unas 6h, que me parece que está bastante bien.
Vamos con los contras. Si sois de piel muy clara tal vez este corrector no os sirva porque solo hay 4 tonos disponibles y el más claro no es demasiado claro (yo diría que a alguna hasta le serviría de contorno). Otra cosa que no me gusta de este corrector, a pesar de que el aplicador me parece práctico, es que creo que se desperdicia mucho producto que se queda pegado por las paredes del envase y además, veis la pinta que se le está poniendo.
¿Repetiría? Pues si. Me parece un buen corrector con una buena relación calidad/precio aunque tenga aspectos mejorables. Ahora mismo no lo volvería a comprar porque estoy probando El Borrador, también de Maybelline, y en Londres me compré el Colorstay de Revlon, así que de momento tengo faena. ¡Os contaré pronto lo que me están pareciendo!


Espero que os haya servido mi review y que me contéis vuestras opiniones o trucos sobre este corrector. En caso de que os haya ayudado, no dudéis en compartir este artículo con cualquier persona que creáis que le pueda interesar y que paséis un buen día.

¿Habéis probado este producto? ¿Qué otros correctores low cost recomendáis?

XOXO, Iria.

También podría interesarte...

14 comentarios

Subscribe