Mis descubrimientos de 2017

6.2.18

¡Hola! Tras más de un mes sin publicar nada, como siempre, vuelvo a la carga. Espero que no sea demasiado tarde para desear feliz año nuevo a todos los que estáis tras la pantalla que no hayáis visto mi felicitación en Instagram (que también está un poco abandonado).

Espero que tampoco sea demasiado tarde para presentaros mis descubrimientos de 2017. La verdad es que el año pasado no compré demasiadas cosas de maquillaje ni cosmética, si no que he estado intentando gastar lo máximo posible de lo que tenía por casa y solo comprar lo realmente necesario, porque he llegado a un punto en el que me he dado cuenta de que si, de que quiero probar todo lo nuevo pero no hago más que acumular aquellas cosas que han pasado sin pena ni gloria para dejar paso a las que si me han gustado de verdad.





Entre los descubrimientos podemos encontrar los 3 productos que, junto con el champú violeta de L'Oréal, conforman actualmente mi rutina capilar y que me están yendo muy bien: el champú y acondicionador fortificante de Madre Labs y la mascarilla Nutrifier Glycerol de L'Oréal.
El champú y acondicionador, que podéis encontrar en iHerb, no contienen sulfatos, siliconas, fragancias ni parabenos. Huelen a cítricos, pero no llevan fragancias sintéticas, sino que el olor proviene de los extractos de frutas y flores que contienen: pomelo, bergamota, naranja, lavanda, manzana, pachuli... Están enriquecidos además con aceite de coco, argán, pantenol, biotina, etc. Y ni qué decir tiene que son completamente cruelty free.
Si bien es verdad que el champú por si solo reseca, combinado con el acondicionador va de maravilla. Dejan el pelo muy limpio, suelto y con volumen ya que el acondicionador no pesa nada ni apelmaza. Otro punto a favor es que se necesita poco producto para lavar todo el pelo. Tengo los productos desde mayo de 2017 y el champú todavía está por la mitad (el bote contiene 400ml). El acondicionador ya se me está terminando pero solo necesito una dosis del tamaño de una nuez para todo el pelo y me lo desenreda y suaviza muy fácilmente.

La mascarilla la verdad es que la compré un poco de rebote. Sabéis que antes estaba utilizando la mascarilla de La Chinata, hasta que me enteré que tenía siliconas. En la peluquería a la que voy ahora utilizan solo productos de L'Oréal y siempre me dejan el pelo super bien, así que buceé un poco a ver qué encontraba para reponer y vi esta en Amazon a muy buen precio. Contiene 500ml y me costó 18€ (tenéis también la versión de 200 por 9€, pero cuando yo la compré esa no estaba rebajada, así que me compensaba coger el bote de medio litro). No me arrepiento de haberme cogido un bote tan grande porque me encanta. Está pensada para cabellos deshidratados y formulada con glicerol, un ingrediente humectante que hidrata y nutre, y aceite de coco, que da brillo y es uno de los mejores productos naturales para el cuidado del pelo. Lo que más me gusta es que me la puedo aplicar por absolutamente TODO el pelo y no queda nada apelmazado ni pesa.

Otro descubrimiento del año pasado fue sin duda el bálsamo desmaquillante de Biotherm. Lo compré expresamente para mi viaje a NY y estoy encantada desde entonces. Os hablé de él en un post exclusivo, así que no me lío más.
Hablando del viaje a NY, otros dos descubrimientos fueron justo dos cosas que me compré allí: la paleta Cheek Parade de Benefit y la Tartelette Tease de Tarte. Los coloretes de Benefit ya los conocía y me gustaban mucho, pero esta paleta desde que salió fue amor a primera vista pero aquí en España estaba bastante agotada por aquel entonces, así que cuando entré en Sephora y la vi, no pude resistirme. Me parece una paleta super completa, no solo con coloretes sino también con bronzers. Si tengo que ponerle una pega, me gustaría que se hubiera incluido el colorete Dallas (uno de mis favoritos de la marca y creo que poco apreciado en la comunidad maquillística) en vez del Dandelion, que a mi no me hace nada en la cara porque no se me ve.
Tarte, como sabréis, no se comercializa en España, así que tenía muchas ganas de probar algo suyo y cuando vi esta paletita me pareció de lo más mona para viajar y el complemento perfecto para la Naked Basics porque solo contiene 1 sombra mate y el resto tienen shimmer (siento si no se aprecia muy bien en la foto). Las sombras son super “cremosas” y se difuminan genial y los tonos… Simplemente preciosos.

Otra compra un poco random que hice allí fue el bálsamo de labios de almendras de la propia marca de Sephora porque no llevaba ninguno y con el frío que hacía teníamos los labios todos cuarteados. La verdad es que nos salvó la vida: hidrata y protege los labios y además huele de maravilla. Hay de muchos otros olores pero a mi el olor de almendras siempre me ha flipado.

Por último, pero no menos importante, lo que para mi ha sido sin duda el descubrimiento de 2017. En un principio no quise caer por todo el bombo que le estaban dando, pero al final en un pedido a Primor la cogí porque la tenían de promoción y vaya, que se ha convertido en favorita. La máscara de pestañas Paradise Extatic de L'Oréal es una maravilla. Lo más importante para mi en una máscara de pestañas es que de volumen y me aguante el rizo y esta lo cumple perfectamente. Además, aunque no deja residuo en la ojera a lo largo del día, es fácil de desmaquillar. ¡Y barata! Así que para mi se ha convertido en imprescindible.

Y después de todo este tocho me despido por hoy. Me gustaría haber añadido otros favoritos random, como cuentas de Instagram, Youtube, libros y series, pero casi mejor para un post aparte, ¿no? ;)


XOXO, Iria.

Follow

También podría interesarte...

0 comentarios

Subscribe